En la actualidad es conocido por toda la sociedad que existen varias vías para tramitar un divorcio, bien de mutuo acuerdo o divorcio exprés, divorcio contencioso y divorcio ante notario.  Cada uno de estos procedimientos para divorciarse es diferente y tiene unas características distintas entre sí.

Es recomendable que te pongas en contacto con un abogado especializado en derecho de familia para que te asesore sobre qué tipo de divorcio es el más aconsejable para tu caso.

Algo que es conocido también por todos es que en caso de haber hijos en común a la hora de tramitar el  divorcio se debe de regular una serie de medidas sobre éstos, como puede ser la custodia, un régimen de visitas o la pensión de alimentos, entre otras.

Todo esto lo tenemos muy interiorizado, pero en la práctica podemos encontrarnos con determinados casos que hacen que surjan dudas en cuanto a qué derechos se tienen y a qué custodia es la más aconsejable.

A continuación os hablamos de alguno de estos casos.

Autor: Bearfotos

¿Qué custodia es aconsejable en caso de tener un hijo enfermo?

Uno de los miedos de todo aquel que tiene un hijo es que éste no goce de  buena salud y desarrolle una enfermedad.

Pues bien, si por desgracia nos encontramos ante un caso en el que el menor tiene una enfermedad o una discapacidad, es normal que los progenitores tengan un exceso de preocupación sobre su salud y más si se va a llevar a cabo un divorcio que va a cambiar la vida de este.

Esto, por tanto, afecta a la hora de tomar decisiones sobre las medidas a regular en el divorcio, especialmente en cuanto a la custodia del menor se refiere.

En  caso de que no se pongan de acuerdo los progenitores en cuanto a qué custodia quieren para su hijo, habrá que acudir a la vía judicial, y ésta en gran medida otorga la custodia a solo uno de los progenitores, ya que lo ve ideal para no trastornar a los menores con el cambio ya que puede afectar a su salud.

No obstante, para determinar si es aconsejable una custodia compartida o por el contrario es mejor una custodia única o individual tenemos que prestar atención a cada caso concreto y al interés, bienestar del menor y sobre todo a la enfermedad o discapacidad que padece.

¿Se pueden separar hermanos en un divorcio?

No es extraño que uno de los progenitores haya pensado separar a sus hijos, para que así esté uno con cada progenitor, pero ¿Esto se puede hacer?

Pues bien, por regla general no.  Existe un mandato regulado en el artículo 92.5 del Código Civil que establece que los jueces deben de procurar no separar a los hermanos en caso de divorcio. Es decir, siempre deben de permanecer juntos.

Sin embargo, este mandato no es obligatorio, y en determinados casos sí que es posible separar a los hermanos en custodias diferentes.

Para poder separar a los hermanos se deben tener en cuenta diferentes elementos, como puede ser la opinión de los menores, el interés superior del menor o  si se ha practicado anteriormente esta separación entre los hermanos.

¿Cómo es el régimen de visitas en caso de violencia género?

Ante una situación de violencia de género con hijos menores en común entre agresor y víctima tenemos que acudir al artículo 94 del Código Civil que ha sido recientemente reformado por la Ley 8/2021 por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

Este artículo recoge lo siguiente:

No procederá el establecimiento de un régimen de visita o estancia, y si existiera se suspenderá, respecto del progenitor que esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o sus hijos. Tampoco procederá cuando la autoridad judicial advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica o de género. No obstante, la autoridad judicial podrá establecer un régimen de visita, comunicación o estancia en resolución motivada en el interés superior del menor o en la voluntad, deseos y preferencias del mayor con discapacidad necesitado de apoyos y previa evaluación de la situación de la relación paternofilial”

¿Se puede realizar una custodia compartida de forma anual?

Normalmente, las custodias compartidas suelen ser semanales o quincenales, como mucho, aunque se puede plantear de común acuerdo casi cualquier tiempo de custodia.

Lo más novedoso que podemos ver es que los juzgados en determinados casos están otorgando custodias anuales que empiezan y terminan en el curso escolar. Esta decisión se basa, sobre todo, en el interés del menor y, especialmente, cuando la relación entre los dos progenitores es insostenible.

Estas custodias anuales mantendrán un régimen de visitas para el progenitor no custodio y se establecerán periodos de vacaciones entre ambos para que los menores no estén tanto tiempo sin estar con el progenitor no custodio.

¿Qué sucede si mi hijo tiene menos de 3 años?

Cuando nos encontramos ante un caso  en el que las personas que se van a divorciar tienen un hijo menor de 3 años las dudas afloran en cuanto a que custodia se puede dar.

Pues bien, los tribunales son más propensos a otorgar una custodia única a favor de la madres, bien porque el menor es lactante y necesita estar con la madre para alimentarse o bien por qué los menores de 2 años tienen una dependencia mayor hacia la madre que hacia el padre.

Si necesitáis más información sobre esto podéis leer nuestro artículo “¿Es posible una custodia compartida cuando se tiene un bebe lactante?

 

La familia tiene una mascota, ¿Con quién tiene que quedarse?

Tener un perro o gato en la familia es de lo más normal y cuando se produce un divorcio o separación aparece el problema de quién se queda con el animal.

Pues bien, con la modificación del Código Civil, se permite que la decisión de quién se queda con el animal sea un asunto a tener en cuenta en el procedimiento de divorcio y en el convenio colectivo. Es más, nuestra legislación permite al juzgado, en caso de discrepancias, que elija con quién debe de permanecer el animal en base al bienestar animal.

Queda así la posibilidad de establecer una custodia compartida o única sobre el animal.

En caso de tener hijos, el animal irá, en la mayoría de los casos, acompañando al menor.

¿Se puede establecer una custodia compartida si los padres residen en diferentes localidades?

Puede suceder que los progenitores del menor vivan cada uno en una localidad diferente. En este caso establecer una custodia compartida es muy complicado.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado en reiteradas ocasiones ante este tipo de supuestos y ha establecido que cuando los progenitores viven en distintas localidades en las que hay una distancia importante entre ellos, no procede establecer una custodia compartida.

Todo ello en base a que ésta perjudicaría el interés del menor ya que puede provocar distorsión y alteración en el régimen de vida del menor.