Seguro que ya te habrás dado cuenta que introduciendo tu nombre y apellidos o algún dato de una  tercera persona en un buscador de Internet, podemos encontrar multitud de información, incluso fotografías y vídeos de nosotros mismos o de esa persona.

Esto puede ser un arma de doble filo, ya que para muchas personas, que este tipo de información esté al alcance de cualquiera puede perjudicar sus intereses e incluso vulnerar sus derechos fundamentales.

En el post que os traemos hoy os comentamos cómo puedes evitar esta situación.

BigData_2267x1146_white

¿Qué es el Derecho al Olvido?

En una simple deducción, podemos decir que el Derecho al Olvido es un derecho que tienen las  personas a que se olviden de ellas.

 Esta definición no está  desencaminada y es que el Derecho al Olvido, desde una perspectiva jurídica, lo podemos definir como el derecho que tiene el titular de unas datos de carácter personal a  borrar, bloquear o suprimir esos datos o información que aparece en Internet y que vulnera uno de los derechos fundamentales amparados por la Constitución Española, en concreto el derecho a la Intimidad, el Honor y a la Propia Imagen, recogidos en su artículo 18.1.

También se puede ejercer ante aquellos casos que la información se haya quedado obsoleta y/o  pueda perjudicar los intereses de la persona titular de esos datos personales.

¿A qué se debe la aparición de este derecho?

Tenemos buscadores como Google, Yahoo y Ask, entre otros, que utilizan determinados sistemas y robots que tienen como finalidad la indexación de datos para poder llevar a cabo las búsquedas de información que anteriormente ya ha sido colgada o subida por diferentes usuarios, ofreciendo nombres, imágenes, direcciones y, en definitiva, datos de carácter personal.

Estos datos son accesibles una forma muy rápida por cualquier persona que los busque en Internet, ya que simplemente con poner el nombre de una persona en el buscador podemos encontrar todo tipo de información sobre ella. Por ello, debemos tener presente que esto puede ser un foco de grandes problemas debido a que gracias a esa información se puede facilitar la realización de conductas delictivas y, sobre todo, porque puede afectar muy negativamente a las personas titulares de esos datos.

Por ejemplo: ¿Qué pasa si hemos cometido un delito o una infracción y sale la noticia de ese hecho en Internet? Es muy habitual que aparezcan esta clase de noticias en Internet pero, cuando pasan los años suficientes, se han eliminado los antecedentes penales y la persona está totalmente reinsertada en la sociedad, que aparezca esta información en Internet puede perjudicarle mucho, sobre todo a la hora de buscar un empleo, por ejemplo.

Por otro lado, ¿Qué pasa si hace unos años colgué una foto en Internet que ya no quiero que aparezca? Esto hoy en día es muy habitual, especialmente en las redes sociales, ya que prácticamente todo que realizamos en nuestro día a día lo compartimos en la red y, con el paso de los años, es cierto que ya no nos hace tanta gracia determinadas fotografías debido a que pueden influir en nuestra vida.  Lo justo sería poder borrarlas cuando quisiéramos y que no salieran más, ¿no? Es por ello que nace el Derecho al Olvido.

Sentencia Tribunal de Justicia de la Unión Europea.google-76522_960_720

Este tema tuvo como punto de partida Sentencia de 13 de Mayo de 2014 dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra Google en materia de Protección de Datos Personales, en la que se dictaminó que Google realizaba labores de tratamiento de los datos personales, por lo que tendría que ser considerado como encargado de tratamiento, lo que conllevaría a tener que acceder al cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Dicha Ley hace referencia al derecho que tiene una persona de impedir la difusión de la información personal a través de internet  cuando la publicación no cumpla con los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa.

A partir de esta sentencia, todos los buscadores se han visto obligados a cumplir con la Ley de Protección de Datos y, sobre todo, a proporcionar a los usuarios todos los mecanismos necesarios para poder pedir la eliminación de sus datos personales.

¿Cómo puedo ejercitar mi Derecho al Olvido?

Cada buscador debe incorporar un mecanismo para poder ejercer este derecho. Por ejemplo, en Google tras esta sentencia implantaron una herramienta para que los usuarios  pudieran solicitar la supresión y eliminación de todos los datos personales que aparezcan en la red.

Os dejamos el enlace donde podéis hacer la petición de retirada de esos datos:

https://support.google.com/legal/contact/lr_eudpa?product=websearch&hl=es