Cuando una pareja no funciona y deciden romper o divorciarse es duro,  pero aún más si tienen hijos en común. Ante un hecho así se despiertan las dudas e incógnitas de quién se queda con la guarda y custodia de los hijos o cuánto se tiene que pasar de pensión de alimentos, entre otras.

Como ya sabemos, cuando instamos un divorcio o una separación, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso, se tiene que establecer un convenio regulador en el que se recojan todas las medidas referentes al cuidado de los hijos, tales como la patria potestad, la custodia y la pensión de alimentos.

Este proceso es más fácil cuando se ponen ambos progenitores de acuerdo y cuando están asesorados por un especialista, pero puede ocurrir que aun así sea complicado debido a que aquellas parejas que tengan más de un hijo, cada uno de ellos quiera la custodia con un progenitor diferente.

Estos casos pueden ocurrir y son los progenitores los que se ponen en contacto con nuestro despacho para saber si puede ser posible separar a los hermanos.

Por ello, a continuación os contamos si es posible esta decisión.

girl-2709217_960_720

¿Se pueden separar a los hermanos cuando sus padres se divorcian?

Para poder contestar a esta cuestión primero tenemos que explicar que el juez, quien será el que determine las medidas a adoptar entre los hermanos en el divorcio, siempre va a guiarse por el interés general del menor.

Como interés general del menor entendemos a un conjunto de acciones y procesos que ayuden a garantizar un desarrollo integral y una vida digna, así como las condiciones materiales y afectivas que permitan que el menor pueda vivir plenamente  y alcanzar el máximo bienestar posible.

Además, del artículo 92.5 de nuestro Código Civil se desprende el principio de que se procure no separar a los hermanos en los casos de divorcio o separación de una pareja. Por ello, se puede pensar que los hermanos no se pueden separar, pero este no es un principio que se erija como imperativo legal, es decir, que no es obligatorio aplicarlo, ya que siempre se va a tener en cuenta el interés del menor.

No obstante, la Jurisprudencia del Tribunal Supremo establece que la regla general es que no se puedan separar a los hermanos a no ser que sea imprescindible.

En conclusión, la medida de separar a los hermanos en un divorcio se tomará de forma excepcional y siempre demostrando que esta opción es la más beneficiosa y favorecedora para los menores.divorce-2321087_960_720

¿Cómo se puede plantear una situación en la que los hermanos están separados?

Como acabamos de ver, sí que es posible que cada hijo  esté bajo la custodia de un progenitor diferente, aunque sea en determinados casos.

Pues bien, si nuestro divorcio entra en uno de estos casos, os explicamos qué opciones hay de custodia.

  • Custodias individuales: En este caso, cada progenitor tendrá la custodia de uno de los hijos y el progenitor que no ostenta la custodia tendrá un régimen de visitas.

 

  • Custodia individual y compartida: Este tipo de custodia consiste en que un progenitor ostenta la guardia individual de un hijo con régimen de visitas para el progenitor no custodio y para el otro progenitor y el otro hijo se mantendrá un régimen de custodia compartida, en la que estará el mismo tiempo con ambos progenitores.

Reiteramos que estos casos son extraordinarios y para que se otorguen se tiene que probar muy bien el interés del menor, por lo que  casi siempre se tendrá que realizar una exploración a los menores para verificarlo.

Además, aunque se haya dado este tipo de custodias, el Juez siempre va a intentar que los calendarios coincidan para que los hermanos no pierdan el contacto.

money-2665826_960_720

¿Quién paga la pensión de alimentos?

Otra de las cuestiones que se plantean cuando se separa a los hermanos en un divorcio es quién tiene que pagar la pensión de alimentos y  cuál va a ser su importe.

En un divorcio habitual, la pensión de alimentos es sufragada por el progenitor no custodio, es decir, por el que tiene establecido un régimen de visitas.

Se puede pensar que como en este caso ambos progenitores tienen consigo a un hijo, se pueden compensar ambas pensiones de alimentos y no pagar nada al otro progenitor. Pero esto no puede ser y  así lo establece el artículo 146 del Código Civil, que dice: “la cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”.

No todos los menores tienen las mismas necesidades ni gastan lo mismo, ni tampoco ambos progenitores tienen los mismos gastos y cobran lo mismo, por lo que tendremos que prestar atención a estos factores para poder determinar quién paga la pensión de alimentos, así como su importe.

sad-214977_960_720

Posibles problemas

Separar a los hermanos es una decisión complicada, ya que puede conllevar a muchos problemas personales, por ello solo se puede acceder a esta medida en casos excepcionales.

Los hermanos crecen juntos y forman fuertes lazos, por lo que separarlos les puede afectar mucho. Entre los posibles problemas podemos plantear los siguientes:

  • Pueden tener ansiedad por separación: Un divorcio de por sí ya afecta a los menores ya que tienen que separarse de uno de sus padres, pues más si cabe si lo tienen que hacer también de un hermano.
  • Pierden los lazos de unión.
  • Los hermanos suelen entenderse muy bien y suelen apoyarse el uno al otro, algo que viene muy bien cuando unos padres se divorcian, por lo que al separar a los hermanos este apoyo lo pierden.