WhatsApp_logo.svg

¿Quién no sabe hoy en día qué es la aplicación de WhatsApp? Sin ningún género de dudas, WhatsApp forma parte, sin darnos cuenta, de nuestras vidas cotidianas, soliendo ser lo último que miramos al echarnos a dormir y lo primero que miramos cada mañana. Al tener más de 800 millones de usuarios, es una aplicación que puede tener un gran impacto comercial para las empresas.

Podemos decir que la mayoría de empresas, en especial las pymes, ven en esta aplicación su aliado perfecto para comercializar su producto, al demostrarse que el uso de esta aplicación goza de una gran efectividad. Pero, ¿Es legal esta práctica? Aunque muchas personas lo utilizan, podemos afirmar que no, no es legal utilizar la aplicación de WhatsApp para uso comercial.

En primer lugar habría que atender a las condiciones de uso de WhatsApp, aquellas que aparecen cuando descargamos la aplicación y que debemos leer y aceptar para poder acceder a la misma.  En ellas podemos observar que WhatsApp es un soporte exclusivamente para uso personal, por lo que implícitamente no cabría la utilización del mismo para uso comercial. A su vez, las mismas indican que aquella persona que no cumpla con estos términos y condiciones se le podrá cancelar la cuenta por incumplimiento contractual. En definitiva, si utilizamos WhatsApp para uso comercial corremos el riesgo de que nuestra cuenta sea cancelada, no pudiendo utilizar la aplicación para nuestra vida personal.

En concreto en las condiciones de uso se establece lo siguiente:

3 WhatsApp Acees:

  1. Subject to your compliance with these terms of service, WhatsApp hereby grants your permission to use the Service, provided that (I) your use of the Service as permitted is soleley for you personal use, and you are nor permitted to resello r charge others for use of or Access to the Service, or in any other manner inconsistent with these terms of service…..”

Si esta aplicación decide eliminar tu cuenta, en la pantalla de tu móvil aparecerá el siguiente mensaje: “Tu número de teléfono no está autorizado a usar nuestro servicio”.  Además, en estos términos legales de uso se determinan las actividades castigadas con la cancelación de la cuenta, tales como el envío de anuncios de tipo comercial, envío de spam o cualquier actividad que infrinja los términos, entre otras. No obstante, no cabe olvidar que WhatsApp, durante un tiempo, dejó la oportunidad a los usuarios de que les pidieran una autorización expresa para poder utilizar la aplicación para uso comercial, pero esto cada vez es menos probable, por no decir imposible, desde que adquirió la compañía Facebook.

Si aún sabiendo esto, el usuario decide arriesgarse y enviar publicidad a través de WhatsApp, debe saber que, además de infringir las condiciones de uso de la aplicación, podría estar incumpliendo la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico  (LSSI-CE) y a la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de datos de carácter personal (LOPD).

El artículo 21 de la LSSI-CE establece que: “queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias, comerciales o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de los mismas.  En cambio no será prohibida la comunicación siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.” Es decir, para no incumplir con esta norma y poder enviar publicidad por WhatsApp es necesario recoger el consentimiento expreso de cada usuario y de manera previa a la comunicación. Sin olvidarnos del cumplimiento de la LOPD, necesitando inscribir los ficheros de datos que tengamos en la Agencia de Protección de Datos, además de disponer de toda la documental exigida por esta norma.

En conclusión, si se utiliza WhatsApp para uso comercial primero se tiene que respetar las condiciones de uso de la aplicación si no se quiere una posible cancelación de la cuenta de la misma. No obstante, y a pesar de lo anterior, si decides correr con el riesgo deberás saber que tienes que cumplir con la LSSI-CE y LOPD, que exigen un consentimiento expreso y previo de cada usuario al que le vayas a enviar la información y la implantación de la Protección de Datos, requisitos en los que en caso de no cumplir puedes exponerte a recibir una multa entre 900 y 600.000€