Llega el esperado «Black Friday«, ese día en el que las tiendas ofrecen descuentos y ofertas irrechazables y en el que nos volvemos consumidores compulsivos.

Todo esto está muy bien, pero este día también es ideal para aquellas personas o empresas que quieren estafarnos. Por ello, antes de comprar por Internet debemos prestar atención a una serie factores para no solo evitar ser estafados o engañados, sino también para realizar una compra segura.

A continuación os ayudamos a que vuestro Black Friday sea eficiente y legal.

Elementos a tener en cuenta antes de comprar o contratar

Antes de iniciar una compra por Internet debemos prestar la atención adecuada al soporte por el  que la vamos a realizarla, por ello deberemos repasar y confirmar que nuestro dispositivo está libre de virus y  está correctamente configurado.

Protección de Datos

A continuación deberemos verificar que la página web en la que vamos a hacer la compra cumple con la normativa correspondiente. En concreto, las tiendas online recogen y tratan datos personales de los clientes, por lo que deben cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos.

Para cumplir con esto debemos prestar atención que  la página disponga de un apartado que se llama «Política de Privacidad» y que en los formularios de la web nos informen sobre  quién es el responsable, la finalidad del tratamiento, a quién se le ceden los datos y cómo ejecutar los derechos, entre otros datos.

Es importante que la  página web cumpla con esta Ley, puesto que si no lo hace, no podemos tener el control de los datos que facilitamos y  podrán ser cedidos a otras empresas o utilizados para publicidad. Además, para la empresa puede conllevarle una gran sanción.

 

Existencia de textos legales

Añadido a lo anterior, si la página web vende a través de ésta,  debe cumplir además con la Ley de Servicios de Seguridad de la Información y del Comercio Electrónico, que exige que en la web aparezcan los documentos de Aviso Legal, Política de Privacidad, Política de Cookies y Condiciones de uso y venta.

Estos documentos son muy importantes, ya que nos informan de qué empresa  o persona es la que hay detrás de la página, lo que nos proporciona una fiabilidad mayor de que no nos están estafando, además en las condiciones de venta nos informan de los métodos de pago, plazos y gastos de envío, para así tener todo controlado y no darnos el susto cuando lo vayamos a comprar o cuando ya lo hayamos hecho.

Menores

Es importante saber que no todas las personas pueden comprar a través de páginas web.  Los menores de 14 años no pueden hacerlo, puesto que las empresas no pueden tratar datos de personas menores de esta edad sin el consentimiento de sus padres o tutores legales.

Comprobar que es una página de confianza

Para comprobar que la página donde vamos a efectuar la compra es fiable y de confianza, tendremos que percatarnos si  muestra algún sello de confianza que esté ligado a un código de conducta.

Por otro lado, también es aconsejable que la página web en la que vayamos a comprar envíe las comunicaciones utilizando el protocolo de comunicación seguro Https.

Derechos después de comprar

Desistimiento

El derecho de desistimiento es el derecho que tiene el consumidor de  dejar sin efecto el contrato celebrado, es decir, es la posibilidad que tiene el usuario de devolver un producto sin tener que dar ninguna explicación.

El plazo para poder ejercerlo es de 14 días naturales que se contarán desde la recepción del bien objeto del contrato o desde la celebración de éste si su objeto fuera la prestación de un servicio.  Dicho derecho es gratuito y nos permite recuperar el dinero gastado.

Es importante que la página web informe de este derecho al consumidor, puesto que si no lo hace el plazo de 14 días de devolución se ampliara al de 12 meses.

¡Ojo¡, hay productos que no gozan de este desistimiento, como pueden ser los artículos fabricados a medida o personalizados, productos que pueden afectar a la higiene o billetes de avión, entradas de conciertos o reservas de hotel entre otros.

 

Garantías

Los bienes adquiridos a través de una tienda online se rigen por la venta de bienes de consumo, por lo que la garantía de un articulo nuevo es de dos años como mínimo.

En el caso de los bienes de segunda mano tenemos que prestar atención porque en muchos casos tienen una especial regulación y una garantía de 1 año en defecto de pacto.

 

Productos defectuosos

Si el producto comprado es defectuoso o no responde a las características anunciadas u ofertadas, incluyendo precio, impuestos aplicados y gastos de entrega, el consumidor puede optar entre:

-La reparación del bien

– La sustitución

– Una rebaja en el precio

-La resolución del contrato con devolución del importe.

 

Derechos  sobre tus datos

Las empresas, una vez que has efectuado una compra online a través de su página web,  almacenan los datos que hayas proporcionado y podrán tratarlos para aquellos fines legítimos o para los que hayan obtenido el consentimiento.

No obstante, existen una serie de derechos que pueden ejercer para controlar tus datos personales.

Las páginas web deberán tanto dar información sobre los mismos, como la forma de ejercitarnos a través de sus textos legales.

Entre todos los derechos que puedes ejercer, el más común es el derecho de cancelación o supresión, que permite solicitar que nos borren de sus bases de datos para que ,entre otras cosas, nos dejen de mandar publicidad no deseada.

Reclamaciones

Si consideras que se ha incumplido alguna normativa, es importante que sepas que puedes reclamar en las siguientes vías:

-Reclamación en materia de consumo: Pueden interponer una reclamación ante la OCU

-Reclamación en materia de Protección de Datos: Puedes interponer una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos.

Delitos: En caso de que se haya cometido un delito se puede tanto interponer una denuncia ante las autoridades como interponer una querella acompañado de abogado ante los juzgados.