Los puentes o las vacaciones escolares es algo que los niños esperan con mucha ansia y alegría. No obstante, para los padres divorciados con niños a su cargo estos días pueden conllevarles un gran quebradero de cabeza, ya que pueden aparecer discusiones entre ambos progenitores sobre quién se queda con el menor.

En el artículo que os presentamos a continuación os contamos cómo debemos repartir los días no lectivos de nuestros hijos.

¿A quién le pertenece estar con los hijos cuando hay vacaciones escolares?

Quedan apenas dos meses para que lleguen las Navidades, esa época del año que encanta a niños y adultos y como pasa en otros periodos del año donde los niños tienen fiesta en el colegio afloran las dudas y las discusiones entre los progenitores sobre cuantos días le corresponden a cada progenitor quedarse con los niños.

Pues bien, lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro convenio regular ratificado por sede judicial, ya que en el  deberá  estar fijado cómo debe realizarse el reparto de  los menores entre los progenitores en determinadas épocas del año, cuáles serán los  horarios de recogida y entrega o si habrá o no pernocta.

En caso de no disponer de sentencia de divorcio o convenio regulador, os recomendamos que formalicéis las medidas que habéis establecido para vuestro hijo  en sede judicial. Para ello deberéis poneros en contacto con un abogado especialista en familia.

 

¿Y si en el convenio regulador no establece cómo repartir los días festivos?

Puede suceder que en algunos casos el convenio regulador o la sentencia de divorcio no establezca cómo se reparten los menores entre los progenitores en días festivos o vacaciones. Pues bien, no os preocupéis, en estos casos tendremos que acudir  a los criterios generales que han establecido nuestros tribunales de familia.

Entre los criterios seguidos a lo largo de la práctica de Derecho de Familia son los siguientes:

  • Repartir los días festivos: En muchas ocasiones los progenitores se ponen de acuerdo al inicio del periodo escolar o al inicio del año de cómo van a repartir los días festivos, bien de forma alterna o bien determinando cada festivo en acuerdo a las necesidades de cada progenitor.
  • Hacer como si no fueran festivos: En otros casos los progenitores deciden hacer como que el día festivo no lo es, dejando al menor con el progenitor que le tocara en ese momento como si no hubiese sido

Autor: prostooleh

¿Quién se queda a los niños cuando hay puente?

Otro de los casos que suele traer muchas dudas es qué ocurre cuando el festivo es un viernes o un lunes. ¿A quién le corresponde el menor esos días? ¿ Se puede hacer puente?

Pues bien, a lo primero que tenemos que estar es a lo que hemos dicho con anterioridad, al convenio regulador.  No obstante, por regla general, en estos casos el festivo se suele incluir en el fin de semana, quedando así bajo la custodia del progenitor al que le tocara ese fin de semana.

En caso de que haya un día festivo, uno normal y un día festivo, lo recomendable es intentar llegar a un acuerdo entre los progenitores y si no es posible, se deberán repartir los festivos con cada uno de los progenitores.

Por ejemplo, si es fiesta el martes y jueves pero el miércoles no, se tendrán que poner los progenitores de acuerdo para que se lo quede todos esos días uno de los dos. En caso de no ponerse de acuerdo, se tendrá que repartir un día festivo con cada padre.

¿Tienes alguna duda?

 

¡Nosotros te ayudamos!

 

 

Reparto habitual de vacaciones escolares

A lo largo del año hay tres periodos vacaciones largos que deben ser contemplados en todo convenio regulador.

  • Vacaciones de verano

Las vacaciones de verano comprenden los festivos escolares de junio a septiembre. Normalmente se dividen las vacaciones de forma que la mitad de estas vacaciones lo pasen con uno de los progenitores y la otra mitad con el otro.

Estas vacaciones se dividen en dos periodos, el primero  que comprende los días festivos de junio y la segunda quincena de julio y agosto y el segundo periodo que comprende los festivos de septiembre y la primera quincena de julio y agosto.

Normalmente para establecer quién decide primero el periodo que prefiere de vacaciones se suele establecer que en los años pares elige uno de los progenitores y en los impares el otro.

  • Vacaciones de Navidad y Reyes

Las vacaciones de navidad contemplan unos días en los que todos los padres quieren estar con sus hijos, por ello se suelen repartir de forma equitativa, la mitad para cada uno.

Normalmente se suele repartir de la siguiente manera:  Un progenitor estará con su hijo desde que salga del colegio el ultimo día festivo hasta el día 30 de diciembre y el otro progenitor desde el 30 de diciembre hasta que vuelva a iniciarse el colegio.

De igual forma que en las vacaciones de verano, la mejor forma de repartir estos periodos es la de establecer a cada progenitor un año para que sean los primeros en escoger.

  • Semana Santa

Por último, la Semana santa, aunque no está compuesta por tantos días festivos, también es una de las festividades  que más problemas puede conllevar.  En este caso, al igual que el resto se suele repartir las vacaciones por partes iguales, de tal modo que uno de los progenitores estará con el menor desde la finalización del colegio hasta el miércoles Santo y el otro progenitor el resto de las vacaciones.

Sin embargo, es muy común que en estas vacaciones los progenitores se pongan de acuerdo y establezcan que el menor pase todas las vacaciones con uno de los progenitores, siempre y cuando al año siguiente las pase con el otro progenitor.

 

Si tenéis cualquier tipo de consulta referente a las vacaciones o días festivos, ponte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!