Por desgracia podemos encontrarnos ante una situación en la que hemos acudido al médico por cualesquiera motivos y éste no haya actuado como debiera provocándonos un daño irreparable. Pues bien, estos casos son muy delicados y en muchas ocasiones es la propia víctima o los familiares de ésta los que no saben cómo actuar o qué deben hacer.

En el post que os traemos a continuación os contamos cómo debemos actuar ante una negligencia médica.

Fotografía Autor: Freepik

¿A que llamamos negligencia médica?

Lo primero que tenernos que hacer es definir negligencia médica, ya que en muchos casos se confunde y se cree que todo es considerado como tal.

Entendemos como negligencia médica a todo acto realizado por un profesional sanitario que, ya sea por omisión o acción, se desvía de la normativa o los estándares médicos exigibles y que causa con ello un daño o lesión al paciente o familiares.

En nuestra legislación no se habla de negligencia médica sino de infracción de la Lex Artis Ad Hoc , por lo que para saber si estamos ante una negligencia médica tenemos que examinar dicho criterio.

¿Cuáles son las negligencias más comunes?

Es difícil determinar todas las negligencias médicas que se pueden o que se llevan a cabo en nuestro país. No obstante a continuación os contamos las más comunes:

Error en el diagnóstico: El diagnostico erróneo de una enfermedad puede conllevar a un diagnostico tardío que puede acarrear un resultado fatal.
– No realizar un seguimiento adecuado después de una operación
Infecciones en el hospital: Este tipo de negligencia es muy común y es que dentro de un hospital puedes verte afectado por una infección que derive en una enfermedad como una neumonía.
-Prescripción inadecuada de medicamentos
Alta médica prematura o tardías
– No seguimiento de protocolos por parte de los médicos
Transmisión por transfusión sanguínea de enfermedades como el SIDA o la Hepatitis.
Distracciones. Por ejemplo que te tengan que operar el brazo izquierdo y que te operen el derecho o que el médico deje dentro del paciente un instrumento quirúrgico.
– No obtención del resultado buscado en cirugías estéticas
Falta de coordinación entre médicos y enfermeros que pueda dar a error por ejemplo en la toma de medicación.
– Falta de consentimiento informado.

Estos son solo algunos de los ejemplos de negligencia médica que podemos sufrir, no obstante si cree que ha sido víctima de negligencia médica póngase en contacto con nosotros.

Fotografía Autor: Freepick

¿Qué debo hacer si soy víctima de una negligencia médica?

Si un familiar tuyo o tú mismo crees que ha sido víctima de una negligencia médica, lo primero que debes hacer es mantener la calma y ponerte en contacto con un abogado.
En segundo lugar, se debe recopilar toda la información posible sobre lo sucedido, por lo que se tendrá que solicitar todos los informes , historial clínico y documentos médicos al hospital o clínica en la que se ha sido atendido.

Para solicitar el historial clínico debe acudir al centro sanitario donde ha ocurrido la negligencia y solicitar en Atención al Paciente el formulario de solicitud de historia clínica. El centro sanitario tendrá un mes para facilitarle dicho expediente.

Asimismo, es muy importante, si el error médico ha provocado lesiones, que se documenten a través de fotografías.

En caso de fallecimiento es necesario solicitar una autopsia.
Por último, debemos comentar que es muy importante también contar, en algunos casos, con un informe redactado por un perito medico.

Procedimientos

Una vez que dispongamos de toda la documentación necesaria y contactado con un abogado especializado en la materia, se iniciará un procedimiento judicial donde se podrá reclamar una indemnización y/o una condena para el médico autor de la negligencia.

Hechos producidos en un centro público

Si la negligencia médica se produce en la sanidad pública se deberá iniciar un procedimiento de reclamación por responsabilidad patrimonial en el que el demandado es la Administración sanitaria en conjunto, no el médico que ha realizado el hecho.
Para iniciar dicho procedimiento se tiene un plazo de un año y en él se podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

Hechos producidos en un centro privado

Si por el contrario los hechos que han provocado las lesiones se han producido en un centro privado o se ha realizado bajo la cobertura de una póliza de seguro médico se tendrá que iniciar un procedimiento civil.
En este procedimiento se solicita una indemnización por daños y perjuicios y el plazo para presentar dicha reclamación es de un año si no existe contrato y de cinco si existe contrato suscrito por las partes.

Procedimiento penal

Otra opción de procedimiento que no excluye a la anterior es el procedimiento penal, el cual puede iniciarse tanto si el hecho se ha producido en la sanidad pública como en la privada.
Este procedimiento suele iniciarse cuando las consecuencias de la negligencia son graves y en él se solicita una compensación económica y una pena para los profesionales sanitarios implicados en los hechos, tanto de prisión, inhabilitación profesional o multa.

¿Crees que has sido víctima de negligencia médica?

 

¡Ponte en contacto con nosotros!

 

¿Que se indemniza?

Como hemos visto, en la mayoría de procedimientos se reclama una indemnización por aquellos hechos considerados como negligencia médica.
En concreto, lo que se indemniza lo podemos dividir en dos grupos: Los daños personales y los materiales. Los primeros son las lesiones permanentes, la incapacidad temporal o el daño moral y las segundas engloban el daño emergente y el lucro cesante.