Si te estás planteando abrir un negocio en el que los animales van a ser los protagonistas, como por ejemplo pudiera ser una residencia canina, una escuela de adiestramiento, una granja, un circo o criador de animales, entre otros, debes saber que es necesario que consigas la autorización de núcleo zoológico.

A continuación os vamos a contar todo aquello que debes de saber en relación a los núcleos zoológicos y en concreto a cómo son estos en Aragón.

¿Qué es un núcleo zoológico?

Según establece el artículo 25 de la Ley 11/2003, de 19 de marzo, de protección animal en la Comunidad Autónoma de Aragón, tendrá consideración de núcleo zoológico todo centro o establecimiento fijo o móvil dedicado al fomento, cría, venta, cuidado, mantenimiento temporal o guardería o residencia y recogida de animales de todo tipo, así como los centros de recuperación de fauna silvestre, las agrupaciones zoológicas de animales silvestre en cautividad y los centros donde se celebren actuaciones lúdicas, de exhibición o educativas con animales.

Asimismo, todas estas actividades consideradas como núcleos zoológicos para que se puedan ejercer legalmente deberán ser autorizadas por el Departamento competente en materia de agricultura y ganadería de la comunidad autónoma donde se vaya a establecer el negocio.

Por otro lado, también es importante añadir que aunque no vayamos a realizar un negocio relacionado con animales, en determinados casos es necesario solicitar autorización de núcleo zoológico. Una de estos casos sería cuando en la vivienda familiar conviven un determinado número de animales.

Por ejemplo, será necesaria la autorización de núcleo zoológico cuando se tengan en la vivienda 5 animales, sean o no de la misma especie en Cataluña y Aragón, cuando sean 6 animales en Toledo, 8 en Extremadura o 3 en Baleares.

 

Requisitos para obtener autorización de núcleo zoológico.

Para saber los requisitos que se deben cumplir para obtener la autorización de núcleo zoológico tendremos que acudir a la legislación de cada Comunidad Autónoma.

En concreto, los requisitos que la Ley exige en Aragón son los siguientes:

  • Contar con los permisos adecuados y cumplir con las condiciones específicas de la actividad a desarrollar, de acuerdo con la legislación vigente.
  • Llevar un libro registro de movimiento de animales, sus orígenes, propietarios, tratamientos sanitarios obligatorios y otros datos que reglamentariamente se establezcan.
  • Contar con condiciones higiénico-sanitarias acordes con las necesidades fisiológicas y etológicas de los animales a albergar.
  • Disponer de un servicio veterinario responsable del estado físico y sanitario de los animales.
  • Contar los habitáculos para los animales objeto de la presente Ley con los requisitos mínimos establecidos por las disposiciones correspondientes.
  • Disponer de zonas adecuadas para evitar el contagio en los casos de enfermedad o, en su caso, para guardar períodos de cuarentena.
  • Contar con las medidas de seguridad necesarias, según la actividad de que se trate, con el fin de evitar agresiones o daños entre los propios animales.
  • Disponer de personal adecuado y capacitado para el cuidado y atención de los animales.

Autor: Rawpixel.com

Como vemos, la Ley exige que se cumplan, sobre todo, una serie de medidas de seguridad dependiendo del tipo de negocio y del tipo de animales que vayamos a tratar. Por ejemplo, si vamos a tener una guardería donde vamos a tener animales potencialmente peligrosos, la ley establece unos requisitos muy concretos como puede ser:

  • Los animales potencialmente peligrosos se mantendrán permanentemente dentro de la instalación que tengan asignada, excepto cuando estén bajo el control directo del personal autorizado para su conducción y tenencia.
  • El contorno de las instalaciones será diseñado y construido atendiendo a las características específicas de los animales, de manera que no permitan la salida voluntaria y/o accidental de éstos.
  • Los vallados de las instalaciones serán suficientemente consistentes y estarán debidamente fijados para soportar el peso y la presión de los animales.
  • Las puertas serán resistentes y de efectividad adecuada para evitar la salida de los animales, y que puedan ser desencajadas, abiertas o alterados sus mecanismos de seguridad.
  • Deberán garantizar que no se produce el contacto directo entre animales y personas colocándose barreras, vallas, fosos u otros sistemas de eficacia y fiabilidad suficientes.
  • En las instalaciones serán colocados rótulos indicativos advirtiendo sobre la presencia de animales peligrosos, preferentemente en los accesos de entrada y salida.
  • Los titulares de los núcleos zoológicos deberán tener suscrita y en vigor una póliza de seguro que cubra los riesgos de responsabilidad civil

 

Además de dichos requisitos, la Ley establece muchos otros concretos en materia de sanidad, por lo que se deberá ver cada caso concreto.

¿Qué tengo que saber si voy a ser un criador?

Si la actividad que quieres desarrollar es la de cría de animales, lo que tienes que saber es que, además de tener la obligación de disponer de la autorización correspondiente de núcleo zoológico, tienes que cumplir con una serie de requisitos.

En concreto, la Ley exige que todo aquel que trabaje en un centro de cría o venta de animales debe tener en posesión el carnet de cuidador y manipulador de animales.

A su vez, cuando se venda una cría, ésta debe de estar sana y debe ir acompañada de un documento suscrito por un veterinario que así lo corroboré y un documento informativo en el que se describan las características y necesidades del animal, así como una serie de consejos para su adecuado desarrollo.

Si  necesitas sacarte la licencia de núcleo zoológico puedes ponerte en contacto con nosotros !Estaremos encantados de ayudarte¡

 

Estamos abiertos para atender todas vuetras consultas.

close-link