Hay un gran porcentaje de matrimonios o parejas de hecho compuestas por un ciudadano español o comunitario y otro que es extranjero.  En estos casos, el cónyuge extranjero adquiere la residencia legal en España a través de este vínculo  y consigue  la tarjera de residencia de familiar comunitario por un periodo de 5 años.

Cuando estos matrimonios se divorcian o las parejas de hecho cancelan su inscripción, suelen surgir muchas dudadas en cuanto a la situación administrativa en la que queda el ciudadano extranjero.

En concreto, la pregunta más frecuente es si el cónyuge no comunitario quedará ilegal en el país y perderá su condición de familiar de comunitario una vez realizado dicho divorcio o cancelación.

Pues bien, en el artículo que os traemos hoy os explicamos en qué situación se queda el  extranjero una vez divorciado.

¿Qué es lo que tengo que hacer si me divorcio o disuelvo la pareja de hecho?

Lo primero que debemos saber es que una vez que se tengan la sentencia firme de divorcio o la disolución de la pareja de hecho, el extranjero debe de comunicar dicho acto a la Oficina de Extranjería que corresponda según el domicilio.  Para ello  dispone de un plazo de 90 días  para comunicarlo.  Dicho plazo empezará a contar desde que la sentencia de divorcio sea firme o desde que nos den el certificado de disolución de pareja de hecho.

Es fundamental que comunique dicha disolución a la oficina de extranjería y regularice de nuevo su situación en España, ya que si no lo hace en el plazo determinado se encontrará en situación irregular en el país.  En concreto, si no realiza dicha comunicación, el extranjero perderá la tarjeta de residencia legal en España inmediatamente a la fecha de divorcio.

¿Puedo mantener mi tarjeta de residencia  en régimen comunitario?

El mayor deseo de los extranjeros que gozan de autorización de familiar comunitario es que aunque se divorcien o se disuelva su pareja, se mantenga en dicho régimen.

Pues bien, nuestra legislación establece algunos supuestos en los que el ciudadano extranjero puede mantener su condición de familiar de comunitario.

Estamos hablando de los siguientes casos:

  • Si la duración del matrimonio hasta el inicio del procedimiento judicial de nulidad de matrimonio, divorcio o de la cancelación de la inscripción como pareja registrada, ha sido de tres años. Asimismo, se deberá acreditar que al menos uno de los años ha trascurrido en España.
  • Otorgamiento por mutuo acuerdo o decisión judicial, de la custodia de los hijos de ciudadano comunitario, al excónyuge o expareja registrada que no sea de un estado miembro de la UE ni de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
  • Haber sido víctima de violencia de género durante el matrimonio o la pareja
  • Haber sido sometido a trata de seres humanos por el cónyuge o pareja durante el matrimonio o la pareja de hecho
  • Resolución judicial entre las partes que determine el derecho de visita a los hijos menores, del exconyuge o expareja que no sea ciudadano comunitario, en aquellos casos que el menor tenga su residencia en España.

 

Por tanto, si el extranjero se encuentra en una de estas situaciones podrá mantener la tarjeta de residencia en régimen comunitario. Pero para ello es necesario que notifique, como ya hemos indicado, a la Oficina de Extranjería la  sentencia de divorcio o de  disolución de pareja de hacho, así como indicando el requisito que cumple que le permite mantener la condición de familiar comunitario.

Imagen de StockSnap en Pixabay

¿Qué hago si no puedo mantener la condición de comunitario?

En caso de que no cumplas los requisitos anteriormente citados para mantener su tarjeta de residencia de familiar comunitario tendrás que solicitar la modificación de la residencia en régimen comunitario a régimen general de extranjería.

En concreto, podrá solicitar la modificación a autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena o propia. Para ello tendrá que cumplir con los requisitos que establece cada tipo de autorización.

Asimismo si no dispone de trabajo tendrá que acreditar que cuenta con suficientes medios económicos para mantenerse y con cobertura sanitaria.

Si es tu caso te aconsejamos que te pongas en contacto con un abogado de extranjería para que te pueda asesorar en cuanto a que tipo de autorización debes solicitar y cuales son sus requisitos.

En caso de que el extranjero haya residido más de cinco años de manera regular en el territorio español, podrá realizar el cambio por una autorización de residencia de larga duración.

 

Estamos abiertos para atender todas vuetras consultas.

close-link