Si escuchamos el término sustracción de menores, no nos es del todo desconocido y es que actualmente aparece en continuas ocasiones en la televisión. Cada vez saltan más noticias en las que uno de los dos progenitores se lleva a su hijo sin consentimiento del otro padre y esto le puede conllevar una pena de prisión.

Una de las noticias más conocidas es la de Juana Rivas, una madre que se llevó a sus hijos y estuvieron en paradero desconocido durante un periodo de tiempo sin el consentimiento y conocimiento del padre, con la argumentación de haber sido víctima de violencia de género y estar en peligro sus hijos. Esta actuación puede ser considerada sustracción de menores y por tanto ser condenada a prisión.

Pues bien, en el artículo de hoy os explicamos en qué consiste este delito.

2017-05-15-18-00-15

 

¿Qué es la sustracción de menores?

En primer lugar, tenemos que determinar que este delito está tipificado en el Código Penal, concretamente en el artículo 225 bis.

Estaríamos ante sustracción de menores cuando uno de los dos progenitores sin causa justificada sustrae al menor. Por tanto, cuando el menor es trasladado de su lugar de residencia común a otro lugar diferente sin consentimiento del progenitor que conviva habitualmente o de las personas o instituciones a las cuales estuviese confiada la guarda o custodia.

A modo de ejemplo se podría explicar de la siguiente manera: Una pareja se divorcia, uno de los dos progenitores tiene la guarda y custodia de los menores y el otro tiene un régimen de visitas. Pues bien, la sustracción se realizaría cuando el progenitor que tiene el régimen de visitas se llevara a los menores sin el consentimiento del progenitor que tiene la guarda y custodia a otro sitio y no los devolviera o estuviera en paradero desconocido.

Por otro lado, también se estaría incurriendo en un delito de sustracción de menores cuando se retenga al menor incumpliendo gravemente el deber establecido en la resolución judicial o administrativa.

Es indispensable que para que haya sustracción de menores se haya dictado una resolución judicial o administrativa en la que se establezca el régimen de custodia de los menores.

 

schiphol-338617_960_720

Personas que pueden cometer este delito

Está claro, después de haber leído el párrafo anterior, que la sustracción de menores se dará cuando un progenitor sin consentimiento se lleve a un menor. Pues bien, los sujetos activos de este tipo delictivo serán claramente  la madre o el padre.

Si los hechos son cometidos por personas diferentes al padre o a la madre, también estaríamos ante un delito pero no en el de sustracción de menores.

Por último y no por ello menos importante, también incurrirían en este delito las personas que realicen las conductas anteriormente descritas, que sean ascendientes del menor y parientes del progenitor hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, es decir, los abuelos también podrían ser investigados por este delito.

club-2492011_960_720

Conductas impunes o que agravan este delito

El Código Penal permite en su articulado que dicha conducta no sea tipificada como delito y por tanto no tendrá aparejada pena en aquellos casos en los que la persona que haya realizado la sustracción comunicara el lugar de estancia al otro progenitor con el compromiso de la devolución inmediata dentro de las 24 horas siguientes a la sustracción.

Tampoco tendrá pena si el menor sustraído vuelve a casa dentro de las 24 horas.

Por otro lado, el mencionado artículo 225 bis del Código Penal también establece un tipo de conducta que agrava la pena. Este caso consistiría en la sustracción de un menor cuando el menor es trasladado fuera de España o fuese exigida una condición para su restitución.

Además, si el progenitor que ha sustraído al menor no comunica su localización, pero dentro de los 15 días siguientes a la sustracción devolviera al menor, la pena de prisión sería de 6 meses a 2 años.

police-2122373_960_720

¿Cuál es la pena aparejada al delito de sustracción de menores?

El progenitor que sustraiga a un menor será castigado con una pena de prisión de dos a cuatro años.

Y el Código Penal no solo se queda ahí, también incorpora la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.

Debemos recordar que la patria potestad es un derecho que tiene todo progenitor por solo el hecho de serlo. En los divorcios suelen tener la patria potestad tanto la madre como el padre y este derecho permite que para la elección de los temas más fundamentales para el menor tengan que estar de acuerdo los dos progenitores.