Por desgracia, hoy en día, no hay semana que no leamos una noticia sobre violencia de género o violencia doméstica. En muchas ocasiones confundimos estos términos o no llegamos a entender cómo puede ser que si una mujer es víctima de malos tratos por parte de su marido tenga unas consecuencias diferentes a si es el hombre es la víctima.

Por ello, en el siguiente artículo os vamos a explicar a que nos referimos con cada uno de éstos términos.

¿A qué se llama violencia de Género?

Según la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, se define la violencia de género como:  “Toda violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quiénes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.  Esta violencia comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad“.

Por tanto, se considera como violencia de género  todos aquellos actos de violencia, tanto física como psicológica que se someten hacía la mujer. Pero ¡ojo!  No hacia todas las mujeres.

Para que se considere que estamos ante un caso de violencia de género la persona que ejerce la violencia tiene que ser un hombre y que la mujer sea la pareja o expareja que ha mantenido o mantiene una relación sentimental con el agresor.

Otro elemento importante a tener en cuenta es que no hace falta que entre la víctima y el agresor exista una convivencia, basta con que exista o haya existido una relación sentimental.

Asimismo, también se puede englobar en este concepto a aquellos descendientes de la pareja que también son victimas indirectas de estos malos tratos.

¿Qué protección tiene una víctima de violencia de género?

Lo primero que debemos saber es que toda persona que sea víctima de violencia de género debe pedir ayuda, ya que existe una legislación que le puede ayudar y proteger.

En concreto, nuestro  Código Penal castiga todas estas conductas, tipificadas en diferentes delitos. Además, tras la reforma del Código Penal se introdujeron agravantes en estos casos.

Asimismo,  la Ley Orgánica 1/2004 que anteriormente hemos citado, establece medidas de ayuda y derechos para todas aquellas víctimas de violencia de género, como por ejemplo la asistencia jurídica derecho a asistencia social, atención psicológicaayudas sociales, entre otras.

Es importante saber que si te encuentras en estos casos debes saber que también se puede solicitar ante el Juzgado una orden de alejamiento y no comunicación.

¿A que se llama violencia doméstica?

La violencia doméstica es toda clase de violencia, tanto física como psicológica, que se lleva a cabo dentro del ámbito familiar.  Es decir, es la violencia que se ejerza sobre las personas que conviven en un mismo hogar.

Por tanto, las personas que puede sufrir de violencia doméstica son:

  • El cónyuge o excónyuge ( siempre que no sea sobre la mujer ejercido por el hombre)
  • Descendientes (hijos) , ascendientes ( padres) o hermanos.
  • Personas bajo la custodia o guarda de las administraciones públicas o centros privados
  • Menores que vivan bajo el mismo techo que el agresor.

Este tipo delictivo se encuentra recogido en el artículo 173.2 del Código Penal  y establece una pena de prisión de 6 meses a tres años, entre otras penas.

Si buscamos un ejemplo claro sobre lo que sería violencia doméstica, podemos señalar toda aquella violencia que infrinja una madre a su hijo o la mujer al marido.

¿Qué hago si me encuentro en una de estas situaciones?

Si te encuentras en una de estas situaciones, lo importante y lo primero que debes hacer  es no pasarlo por alto y actuar.

Para ello es fundamental que interpongas denuncia ante las autoridades y contactes con un abogado especialista en la materia para que pueda asesorarte y ayudarte.