Más del 40% de los hogares en España  conviven con una mascota.  Introducir una mascota en nuestra familia no solo conlleva amor y diversión, sino también una serie de obligaciones por parte de su familia para que ésta se encuentre bien cuidada y feliz.

Sin embargo, al igual que nos pasa a nosotros, éstos pueden verse involucrados en acciones o hechos que pueden tener alguna consecuencia legal.  Por ello, es imprescindible que conozcamos que existen abogados especializados en Derecho Animal.

 

¿Qué  es el Derecho Animal?

El Derecho Animal es una rama de derecho que engloba diferentes áreas, como es el derecho civil, administrativo o penal. Si bien es una rama que puede ser aplicada por cualquier abogado, es recomendable que si te encuentras en un caso en el que tu animal esté involucrado, cuentes con un abogado especialista en estas materias pero relacionado directamente con los animales.  Por tanto, es imprescindible contar con un abogado especialista en derecho animal.

En concreto, este área intenta dar voz a los animales e intenta proteger y defender sus intereses, además de otras muchas finalidades.

¿Cuándo puedo necesitar un abogado especialista en Derecho Animal?

¿Un abogado para los animales?: ¡Madre mía que locura, si los animales no pueden ir a la cárcel!

Ésta es alguna de las impresiones que tiene nuestra sociedad acerca del derecho animal, ya que se cree que no es común que un animal se vea involucrado en un procedimiento judicial, pero nada más lejos de la realidad, esto es algo muy común.

Por ello, creemos que es de vital importancia explicaros en qué situaciones debéis contar con un abogado especialista en derecho animal.

 

Actos que derivan en un Procedimiento Penal

Es cierto que los animales no pueden ir a la cárcel, pero nosotros sí y por desgracia existen varias acciones en las que están involucrados los animales y que llevan a una persona a un procedimiento penal.

Desafortunadamente, en este tipo de hechos el animal no es el sujeto activo, sino que suele ser la víctima. En concreto, estamos hablando de hechos constitutivos de delitos de maltrato animal o abandono, entre otros.

No podemos olvidarnos de los casos en los que un perro es tutelado por una persona que no es su dueño y no lo quiere devolver a su dueño real.

Por ello, toda aquella persona que, bien sea autor de estos delitos,  o bien sea el dueño del animal que ha sido víctima de este tipo de delitos, debe contar con un especialista en Derecho Animal para que la resolución sea la más positiva posible.

 

Actos que derivan en Procedimientos Civiles

La mayoría de situaciones que ocurren con nuestros animales nos llevan a un procedimiento civil  para reclamar o responder ante una responsabilidad civil.

Nuestra mascota puede provocar diversos accidentes, desde escaparse y provocar un accidente, hasta morder a otro perro o a una persona o tirar a una persona y provocarle unas lesiones.

En estos casos, los daños provocados, bien en un objeto o a una persona por parte de una mascota, deben ser sufragados por el dueño del animal.  Por ello, tanto si eres la persona que su perro ha provocado uno de estos accidentes, como si eres la víctima, debes contar con un abogado experto en la materia para poder defender tus intereses.

Esto es muy importante puesto que en muchos casos las cuantías que se solicitan en concepto de indemnización son más elevadas de las que deberían.

Otro de los casos que puede llevarnos a un procedimiento civil es en el caso de que un animal que hayamos comprado no cumpla con los requisitos de la compra, es decir, que nos lo hayan dado enfermo o con algún problema.

Por último, otro de los casos muy comunes, es el de las negligencias veterinarias. Todo aquel que haya sido víctima de una negligencia veterinaria puede acudir a esta vía para reclamar una indemnización.

Procedimientos administrativos

Tener una mascota requiere como ya sabemos de unas obligaciones por nuestra parte, como pueden ser tener al animal al corriente de las vacunas, ponerle el microchip, no soltarlo en lugares que está prohibido o en el caso de tener perros potencialmente peligrosos,  cumplir con todos los requisitos que exige su tenencia.

Pues bien, si no cumplimos alguno de estos requisitos podemos ser sancionados. Sin embargo, hay veces que la sanción no corresponde con la realidad, por lo que tendremos que recurrir. En ese momento es donde actúa el abogado especialista en derecho animal.

Otra de las situaciones que podemos encontrar en este ámbito es que declaren a tu perro potencialmente peligroso y no lo sea.

 

Procedimientos familiares

Estamos en un momento en el que está habiendo una transformación a la hora de tipificar a los animales. Anteriormente éstos eran entendidos como bienes muebles, igual que si estuviéramos hablando de una mesa,  pero hoy en día se consideran seres sintientes.

Esto quiere decir que en el caso de que una pareja deje de serlo se puede luchar para que ambos compartan al animal a través de una custodia, al igual que pasa con los hijos.

Problemas en tu vivienda

Añadiendo a lo anterior, otro de los casos que pueden requerir un abogado especialista en Derecho Animal es cuando se es denunciado por tus vecinos por ruidos, daños o simplemente si estamos de alquiler, que el propietario no nos deje tenerlo.

 

Protectoras  de Animales

Otro de los sectores que puede requerir el asesoramiento y el trabajo de un abogado especialista en Derecho Animal son las asociaciones de animales.

Las asociaciones luchan desde hace muchos años contra el maltrato animal y para ello es esencial no solo tener una buena voluntad y esfuerzo sino también estar bien asesorado sobre la legislación.

Además, en su día a día se puede encontrar en situaciones que requiera de la intervención de un abogado, bien porque tienen que redactar algún contrato de adopción o acogida o bien porque sus perros se han visto involucrados en algún accidente.

 

Como veis existen multitud de situaciones que requieren un abogado especialista en Derecho Animal.  Si te encuentras en alguno de estos casos , en Comar Abogados estaremos encantados de atenderte.