Consejos legales a la hora de firmar un contrato

por | Ene 31, 2024 | Consejos, Derecho civil | 0 Comentarios

Todo el mundo conoce lo que es un contrato, pues es el acto jurídico más común. Es más, habitualmente, ya sea por trabajo, o porque alquilamos una casa o porque compramos un coche, entre otras, nos encontramos con un contrato delante de nosotros.

Empresarios Que Firman Contrato 300x200

Autor: pressfoto

¿Qué es un contrato?

A modo de definición, un contrato es un acto jurídico común por el cual una parte se compromete con otra a cumplir una determinada obligación

A su vez, todos conocemos que un contrato conlleva, además de unos posibles derechos, unas obligaciones, y así se encarga el Código Civil de recordárnoslo. En concreto:

Artículo 1089 del Código Civil: “Las obligaciones nacen de la ley, de los contratos, y cuasi contratos, y de los actos y omisiones ilícitos o en que intervenga cualquier género de culpa o negligencia.”

Artículo 1254 del Código Civil: “El contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio.”

Artículo 1.258 del Código Civil: «Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley.»

Pues bien, como podemos ver, los contratos conllevan una serie de obligaciones que, en caso de no cumplirlas o no conocerlas, puede tener unas consecuencias.

Hombre Negocios Trabajando Documentacion Escritorio 300x200

Autor:Pressfoto

¿Qué consecuencias tiene el incumplir un contrato?

Las consecuencias de incumplir un contrato pueden llegar a ser muy graves, pudiendo ir desde que la otra parte pida judicialmente el cumplimiento forzoso hasta que pida la resolución del mismo, a lo que habría que sumarle el pago de una posible indemnización y el posiblemente pago de las costas judiciales.

¿Qué tipos de contratos existen?

Desde el punto del Código Civil, existe una variada tipología de contratos civiles, tales como:

  • Contrato unilateral y el contrato bilateral: Dependiendo si obligan solo a una parte, como es en el caso del unilateral, u obligan a ambas partes, como en el bilateral.
  • Contrato gratuito y oneroso: según si solo una de las partes obtiene beneficio (gratuito), como por ejemplo una donación, o si lo obtienen ambas partes (oneroso).
  • Contrato principal y accesorio: si el contrato existe por si solo (principal), como por ejemplo un contrato de arrendamiento, o si es anejo a otro (accesorio), como por ejemplo la fianza.

Estas categorías, que suelen ser las más conocidas, son solo algunas de las que tienen los contratos civiles, a las que hay que sumar que dentro de ellas existen otras subcategorías.

En  definitiva, existen muchos tipos de contratos, los cuales tienen sus complejidades, y además estos contratos contienen unas obligaciones que, si no se cumplen, pueden tener consecuencias nefastas para las partes. Es por ello por lo que es muy importante que, a la hora de firmarlo, tengamos en cuenta los siguientes consejos antes de aceptarlo.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta a la hora de firmar un contrato?

Se pueden dar muchos consejos a tener en cuenta a la hora de firmar un contrato, pues poca precaución es poca cuando nos encontramos con uno, siendo lo más importantes los siguientes:

Conocer a la persona o empresa con la que vamos a firmar el contrato: Es importante que tengamos alguna información de la otra parte del contrato que no somos nosotros, sobre todo para que podamos saber si el contrato es viable. Por ejemplo, si vamos a firmar un contrato con una empresa de reformas, conocer opiniones de otras personas o la reputación que tiene la empresa.

2º. Comprobar que están correctos los datos de los firmantes: Es necesario ver si pone correctamente el nombre de ambos firmantes y que aparezca su DNI, NIE o CIF, así como una dirección correcta. La importancia

3º.  Leer el contrato detenidamente: Es fundamental tener claro y entender lo que se va a firmar, pues una vez firmado se debe cumplir, por lo que leer el contrato con detenimiento nos puede evitar un disgusto.

4º. Preguntar cualquier cosa que no entendamos del contrato: Si hay partes del contrato que no entendemos, debemos preguntar para conocerlas y tener claro lo que quieren decir. En caso de duda o falta de claridad, lo mejor es no firmarlo.

5º. Firma todas las hojas y no sólo la última: No te quedes solo en firmar la última hoja, pues si solo firmamos esa, puedes correr el riesgo de que a mala fe el otro firmante pueda añadir las hojas que quiera por delante. Si firmamos todas las hojas, queda claro las hemos leído, las conocemos y estamos de acuerdo.

Un último y especial consejo: Deberías asesorarte con un abogado a la hora de firmar un contrato, pues podrá aclararte cualquier tipo de duda que tengas respecto al mismo, así como a modo de prevención de futuros problemas que nos pueda ocasionar el mismo. No hay duda que esto es mejor que tener que acudir a un Juzgado porque lo que hemos firmado es diferente a lo que pensábamos.

 

En definitiva, a pesar de que todo el mundo sabe lo que es un contrato, no todos conocen el alcance de los mismos y las consecuencias que puede tener el firmar un contrato, es por lo que estas recomendaciones no pueden faltar nunca a la hora de plasmar nuestra rúbrica en uno, siendo la más importante el poner dicho contrato en manos de un despacho de abogados como Comar Abogados, donde te asesoraremos en todo lo que necesites en materia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *