Para los amantes de los animales es inviable pensar que hay personas que pueden hacerles daño, pero por desgracia, cada vez es más habitual encontrarnos con casos de animales abandonados o maltratados.

Tanto el abandono como el maltrato animal está tipificado como delito en nuestro Código Penal y conlleva un pena para aquellos autores de los mismos. No obstante, muchas personas no se atreven a denunciar estos hechos por miedo a que los dueños al ser denunciados se deshagan de los mismos o puedan seguir siendo maltratados.

Pues bien, ante esto se pueden pedir unas medidas cautelares. Estas medidas son unas grandes desconocidas, por lo que a continuación os las vamos a explicar.

Delito de maltrato animal

El delito de maltrato animal se encuentra tipificado en el Artículo 337 del Código Penal.

En concreto, establece que será autor de este delito el que por cualquier medio o  procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual a determinados animal.

Este delito castiga tanto la acción que provoca el daño al animal, como la omisión, es decir, no darle el cuidado adecuado al animal.

Este delito lleva aparejada una pena de prisión de 3 meses y un día a un año e inhabilitación especial de 1 año y un día a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de los animales.

Si quieres saber más sobre este delito te invito a que mires nuestro artículo ¿Qué se considera maltrato animal?

Autor: FreePik

Medidas cautelares ante los delitos de maltrato animal

Puede suceder que el autor de un delito de maltrato animal, una vez haya sido denunciado sobre  esos hechos, decida “deshacerse” del animal para evitar problemas o siga maltratándolo. El miedo a que sucedan estos actos hacen que muchas veces no se denuncie un caso de maltrato animal.

No obstante, nuestro ordenamiento jurídico nos permite solicitar una serie de medidas cautelares para poder evitar que el animal siga en peligro. En definitiva se podrá solicitar las siguientes medidas cautelares.

DECOMISO DEL ANIMAL

Esta medida cautelar consiste en solicitar a su Señoría que decomisen, es decir, que aparten de la convivencia con el posible autor del los hechos, al animal hasta que se dicte sentencia.

El decomiso de un perro, gato o cualquier animal doméstico es una muy buena opción para que el autor del delito de maltrato no pueda seguir infringiéndole daño y ni pueda deshacerse de él y que, por tanto, el animal no muera.

PROHIBICIÓN A LA TENENCIA DE ANIMALES

Esta medida conlleva que el supuesto autor de maltrato animal tenga prohibido tener animales durante toda la duración del procedimiento judicial, algo que es de vital importancia para poder evitar que otros animales que estén en el poder del investigado puedan sufrir daños.

 

Ambas medidas cautelares son muy eficaces. No obstante, no siempre es sencillo que salgan adelante puesto que hay un problema si se llevan a cabo y es que, tanto en el decomiso de animales como en la prohibición de tenencia de los mismos, es necesario que exista una entidad o persona que se haga cargo de dichos animales durante todo el procedimiento.

Normalmente suelen ser las asociaciones o protectoras de animales las que se hacen cargo de estos animales , pero otras veces éstas no pueden debido a su alta demanda y ocupación, por lo que encontrar a una entidad o persona que puedan hacerse cargo a veces es inviable y por ende inviable dicha medida cautelar.

 

Autor: Racool_studio

Qué tener en cuenta si quiere solicitar una medida cautelar de este ámbito

En caso de conocer una situación de maltrato animal lo primero que se debe hacer es recabar todas las pruebas posibles para poder demostrar dicho maltrato.

Una vez se recaben todas las pruebas se debe acudir a un abogado especialista en derecho animal para que presente una denuncia y solicite la medida cautelar que corresponda. Es importante que antes de solicitar la medida cautelar tengamos acordado de forma segura la tenencia del animal con alguna protectora o entidad durante el tiempo que dure el procedimiento, que puede ser bastante largo.

Por otro lado, también es importante, para que surta efecto la denuncia y por ende la medida cautelar, disponer de un informe veterinario que disponga el estado del animal.

Estamos abiertos para atender todas vuetras consultas.

close-link