Estamos en agosto, el mes por excelencia de vacaciones. Muchos de nosotros tenemos perros y decidimos no separarnos de ellos en estos días y llevárnoslos con nosotros a donde vayamos.
Entre los destinos favoritos donde ir con nuestras mascotas destaca la costa, pero: ¿Sabemos si podemos llevar a nuestro perro a la playa?

En el artículo que os traemos hoy os contamos que nos permite y que no nuestra legislación al respecto.

¿Qué dice la normativa al respecto?

Ver a nuestro perro disfrutar y correr por la arena o saltar las olas del mar es algo que no tiene precio, pero que nos puede conllevar sanciones puesto que no podemos dejar que nuestro perro lo haga en todas las playas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que todas las playas españolas son públicas y gratuitas, pero eso no significa que podamos hacer lo que queramos en ellas, sino que debemos atender a lo que dice nuestra legislación.

Pues bien,  primero debemos acudir a la Ley de Costas, que es la normativa que se encarga de regular las playas de España. En esta Ley no se establece nada en concreto sobre la prohibición de los perros en las playas, es más lo único que establece es toda playa es  libre, pública y gratuita para los usos comunes y acordes con la naturaleza de aquél, tales como pasear, estar, bañarse, navegar, embarcar y desembarcar, varar, pescar, coger plantas y mariscos y otros actos semejantes que no requieran obras e instalaciones de ningún tipo y que se realicen de acuerdo con las leyes y reglamentos o normas aprobadas conforme a esta Ley.

Asimismo, la Ley de Costas establece que los Ayuntamientos de cada municipio serán los encargados en mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las zonas de baño, de colocar carteles informativos con las características, infraestructuras y medidas de seguridad. Lo que traslada a estos Ayuntamientos  la decisión de determinar si está prohibido acudir con perros a las playas o no.

Entonces, ¿Está permitido ir con el perro a la playa?

La respuesta a esta pregunta es depende, pues para saber si se puede llevar un perro a una playa debemos acudir a cada Ayuntamiento costero y en concreto a sus Ordenanzas Municipales, ya que cada Ayuntamiento será el que se encargue de determinar si una playa está abierta para los perros o no.

En caso de que una playa permita el acceso a perros ésta tiene que estar debidamente señalizada. Además, en algunas playas se establece un horario determinado en el cual se permite la entrada de los perros.

Si te resulta muy complicado encontrar las ordenanzas municipales que regulan esta materia existe otra opción para averiguar qué playas dejan acceso a perros y es que hay variedad de páginas web en Internet que recogen las playas que permiten perros, lo único que en alguno de los casos éstas listas no están actualizadas.

¿Qué sucede si llevo el perro a una playa en la que está prohibido?

Si  llevamos a nuestro perro a una playa donde no se permite su entrada podremos ser sancionados con una multa económica.

En cuanto a la cuantía, dependerá de lo que establezca cada Ordenanza Municipal al respecto. Por lo que os recomendamos que no os arriesguéis y llevéis a vuestro perro solo a playas donde se le sea permitido entrar.