El pasado 14 de abril, el Parlamento Europeo aprobó el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, derogando con él  la anterior Directiva de 1995 y armonizando y unificando toda la legislación relativa a la protección de datos en toda la Unión Europea.

El Reglamento es de aplicación, y por lo tanto de obligado cumplimiento, a  todos los países miembros de la Unión europea sin excepción alguna.  No obstante, que no cunda el pánico, esta nueva norma entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, pero solo será aplicable a los 2 años de dicha fecha, es decir, se empezará a aplicar a partir del 25 de mayo de2018.

Con esta nueva norma los legisladores europeos pretenden unificar la legislación vigente en esta materia en todos los países miembros, consiguiendo con ello una mayor protección y seguridad jurídica en lo relativo al manejo de datos personales, siempre adaptándola a las nuevas necesidades.

Son muchas las novedades que incorpora el Reglamento,  entre ellas podemos destacar las siguientes:

  • Desaparecerán los conocidos Derechos ARCO, ya que además de los existentes se incorporaran nuevos derechos como: el derecho de transparencia, derecho de información, supresión o derecho al olvido, limitación del tratamiento y la portabilidad de datos.
  • Aparece la necesidad de probar el consentimiento del afectado a la hora de proporcionar sus datos personales.
  • Notificación a los interesados de las violaciones de seguridad.
  • Regulación de las transferencias internacionales de datos personales.
  • Aparición del criterio “One Stop Shop” para la reclamación de la violación de las obligaciones referentes a Protección de Datos por parte de una multinacional.
  • Creación de una nueva figura: el Delegado de Protección de Datos.

 

Entre todas estas novedades, debemos detenernos en una que llama especialmente la atención: la aparición del Delegado de Protección de Datos.

¿Qué es el delegado de Protección de Datos?

El Delegado es una nueva figura que incorpora este Reglamento  Europeo de Protección de Datos, el cual es especialista en Derecho de Protección de Datos y que se crea con la finalidad inicial de apoyar al Responsable de Seguridad y al Encargado de Tratamiento de datos personales de las empresas,  siendo una figura obligatoria en la mayoría de ellas.

¿Qué finalidad tiene?

El Delegado de Protección de Datos tiene diferentes funciones, siendo sumamente obligatorias por Ley las siguientes:

  • Informa y asesora tanto al Responsable de Seguridad como a los Encargados de Tratamiento de los datos personales.
  • Supervisa y controla el cumplimiento de la legislación referente a la Protección de Datos de una Administración Pública, empresa o entidad privada.
  • Realiza asignación de responsabilidades en lo relativo a esta materia, encargándose asimismo de la concienciación y formación del personal.
  • Coopera con las Auditorias de control.
  • Actúa como punto de contacto de las autoridades de control para efectuar cualquier tipo de consulta.

 

Aunque este Reglamento no entre en vigor hasta 2018, no debéis dejar pasar por alto tener una buena implantación de la Protección de Datos.  En Comar Abogados hacemos a medida la Protección de Datos para tu empresa.